Cómo aumentar la retención estudiantil mediante una mejor gestión curricular

Nicolás Elton Assessment
Compartir en

Los planteles de educación superior ya están vivenciando las ventajas de la transformación digital, los departamentos que antaño trabajaban disgregados ahora pueden realizar esfuerzos en conjunto por un proyecto educativo integral. Pero ¿Qué ventaja tiene esto?

Una mejor gestión curricular puede ver sus frutos en el compromiso del estudiante, la cual es una variable que aporta en la retención estudiantil. En este artículo te contamos cómo.

Los antecedentes y las motivaciones de los estudiantes están profundamente ligados con la deserción estudiantil, según un estudio de la Universidad Griffith las principales causas de deserción son las siguientes:  

  • Dificultades personales - las más comunes se relacionan con salud, finanzas, familia, trabajo y problemas para encajar o hacer amigos.
  • Dificultades académicas - falta de preparación académica, debilidad de los conocimientos académicos, o habilidades de estudio específicas necesarias para hacer frente a las exigencias del programa.
  • Tiempo completo versus tiempo parcial; los estudiantes a tiempo parcial son significativamente menos propensos a continuar en el segundo año, en comparación con estudiantes de tiempo completo.
  • La deserción está vinculada a una decisión insegura o mala elección del curso/programa/universidad. En algunos casos, esto se debe a la insuficiente información proporcionada antes de la matriculación o la escasa consideración de objetivos educativos y profesionales.

Este último punto es muy relevante, ¿Cómo un alumno concluye que hizo una mala elección? ¿Qué información es la que los estudiantes buscan antes de postular a una institución de Educación Superior?

Las preguntas sobre este problema se vuelven más atingentes cuando conocemos la realidad de la región; en América Latina el promedio de deserción estudiantil bordea el 30%, según The Huffington Post.

En la malla curricular y el perfil de egreso están las primeras referencias sobre las que se basa el estudiante que eligió una carrera en una institución determinada. El portal Universia aconseja que para esta elección, se debe conocer el enfoque de la formación que tendrá la institución, las oportunidades que alcanzará, y lo adaptado que se encuentre a las demandas del mercado laboral.

Cumplir con las expectativas del estudiante

Times Higher Education destaca este tema como un reto clave para las universidades en Reino Unido. Esta preocupación es compartida en muchos otros países donde los estudiantes demandan más servicios de sus instituciones.

Los estudiantes hoy en día están pagando más por sus estudios y esperan un retorno de la inversión más lucrativo, ya sea en la calidad académica, la empleabilidad o las facilidades que les ofrecen.

Ante esta situación, Times Higher Education propone que "las estrategias sean más flexibles, con el fin de atraer a los estudiantes a un mercado altamente competitivo, de manera que evalúen su posición y mapeen los segmentos de clientes que sean más importantes. Las instituciones tendrán que tomar decisiones difíciles sobre cómo dirigirse a los mercados y poner en marcha procesos para optimizar las rutas, así como asegurarse de que cuentan con la experiencia y la innovación requeridas mientras trabajan para superar el arraigado conservadurismo cultural".

Frente a estas necesidades las soluciones tecnológicas presentan facilidades en la generación de evidencia para mejorar la educación. De acuerdo a University Business, la inteligencia artificial puede trascender la sala de clases y  la gestión educativa, apoyando la colaboración entre pares. Ya se han extendido aplicaciones tanto para administradores como educadores, que otorgan herramientas para trabajar colaborativamente en la mejora del currículum, nutriéndose de la retroalimentación del mercado laboral, egresados y estudiantes.

Mejorar la tasa de retención requiere diseñar mejores programas e implementar tecnologías de última generación, pero, además, conocer a los estudiantes en un nivel más profundo es el primer paso hacia el diseño de estrategias de retención efectivas, y la elección de las tecnologías adecuadas para gestionar el viaje del estudiante.

 Considerando esto, la ecuación perfecta sería entregar una experiencia de aprendizaje de excelencia a un costo razonable, y las universidades han estado implementando una amplia variedad de soluciones tecnológicas precisamente para mejorar la gestión de campus, las experiencias de aprendizaje y las estrategias de retención estudiantil.

Lo mejor de estas herramientas es que pueden ser customizadas de acuerdo con los requerimientos de cada institución, incluyendo las distintas características de cada facultad y campus

La Escuela de Información de la Universidad de Berkeley explica que el comportamiento de los estudiantes puede ser seguido para analizar patrones dentro de la institución y así…

  • Personalizar el proceso de aprendizaje.
  • Reducir el trabajo administrativo que implican las clases.
  • Ayudar a la facultad a refinar los contenidos para mantener su calidad.
  • Facilitar el desarrollo de comunidades locales y globales.
  • Medir el desempeño de los estudiantes más allá de las pruebas.

Conclusión

La deserción estudiantil debe ser atacada por todos los blancos posibles. La gestión curricular ayuda en dos ámbitos muy importantes, por un lado, es el primer paso para atraer al estudiante correcto y por otro, al terminar el viaje del estudiante, una buena gestión hará la diferencia en el profesional que entregará al mundo laboral.

Descarga tu ebook "Cómo elegir una solución tecnológica para la gestión de Educación Superior"