Cómo la educación superior en Estados Unidos está adoptando la nube

Isabel S. Tecnología
Compartir en

Cómo la educación superior en Estados Unidos está adoptando la nube

Adoptar una nueva tecnología no es un paso fácil, pero sí una decisión muy importante que puede cambiar profundamente –para mejor  la forma como las instituciones de educación superior son gestionadas, llevándolas a niveles más altos de eficiencia y logro de metas.

En los últimos años un creciente número de universidades de Estados Unidos han estado adoptando soluciones de nube y softwares educacionales, básicamente para entregar una mejor experiencia de aprendizaje a sus estudiantes y optimizar sus activos y recursos.

¿Cómo las ha ido hasta ahora?

Según The 2015 Campus Computing Survey, un estudio que es realizado cada año por el organismo norteamericano Campus Computing Project, importantes avances han ocurrido en varios campos de la gestión educacional, especialmente en aprendizaje y resultados.

De acuerdo con la encuesta, “Casi todos (94%) los participantes del estudio realizado en otoño de 2015 – que representan a 417 facultades y universidades públicas y privadas están de acuerdo o profundamente de acuerdo en que los recursos curriculares digitales hacen que el aprendizaje sea más eficiente y efectivo para los estudiantes”.

El estudio agrega que “La mayoría (87%) reporta que los recursos curriculares digitales proveen una experiencia de aprendizaje más rica y personalizada que los tradicionales materiales impresos. Finalmente, los participantes de la encuesta también estuvieron profundamente de acuerdo (96%) en que la tecnología adaptativa de aprendizaje tiene un gran potencial para mejorar los resultados de la educación para los estudiantes”.

Ahora bien, comúnmente escuchamos que una solución tecnológica externa es muy costosa o muy complicada de implementar, y que por eso sería una solución viable solo para las grandes y bien financiadas universidades. Pero existen claros ejemplos de pequeñas instituciones que han adoptado exitosamente este tipo de tecnología.

La Universidad Marian – una institución de educación superior de Indianapolis (US) con cerca de 3.000 alumnos tiene buenas experiencias para contar. Peter Williams, vicepresidente y CIO, explica que usan la nube para aplicaciones de comunicación masiva, módulos administrativos, análisis predictivos y flujo de trabajo.

“La Escuela de Medicina ha incrementado sustancialmente el número de servicios de nube, agregando libros digitales, un sistema de captura de clases, votaciones electrónicas y servicios de evaluación”, agrega Williams.

“Nuestra meta en IT es ser tan eficientes y efectivos como sea posible”, dice. “Si podemos ahorrar tiempo que dedica el equipo a servicios de mantenimiento, podremos enfocarnos en ayudar a nuestros usuarios a aprovechar aquellas herramientas para que sean exitosos”.

U-Improve

Otro caso de implementación exitosa de la nube puede ser exhibido por la Universidad de Montclair (Nueva Jersey, US), donde cerca de 20.000 cuentas de email de alumnos y sistemas de gestión de aprendizaje fueron trasladadas a la nube.

El Vicepresidente de Servicios Tecnológicos para la Empresa de Montclair, Jeff Giacobbe, destaca que “el valor de la nube radica en que acelera nuestra velocidad de innovación y nos libera tiempo del mantenimiento”.

¿Su institución de educación superior está lista para adoptar soluciones de nube o softwares de gestión educacional? Lo invitamos a compartir su opinión.