Consejos para que los docentes se motiven en sus trabajos

Comparte
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Consejos para que los docentes se motiven en sus trabajos

Ser docente exige siempre una entrega y una dedicación máxima y no siempre es fácil estar al 100%. Es esencial que un profesor no pierda la motivación, ya que su trabajo genera otras profesiones y con eso un aporte importante a la sociedad.

Para aumentar la motivación y con eso una mejora en todo el sistema, hay algunas acciones que se pueden hacer desde afuera hacia adentro.

Por ejemplo, entre la mayoría de los profesores, hay consenso que lo primero que se necesita para que la motivación por lo que hacen aumente, es el reconocimiento social. Tener al profesor como una figura de autoridad para fomentar el respeto social.

Ellos también pueden trabajar algunos elementos como la confianza en su labor, ya que lo que hace un profesor es siempre por el bien del alumno. Tienen que convencerse de que ellos buscan lo mejor para sus alumnos y que les satisface ver a un estudiante avanzar en el instituto o en la universidad. En este mismo sentido, el trabajo del docente no debe ser aislado. Debe haber una participación activa de las familias y estas no deben ver al profesor como un enemigo.

A pesar de lo anterior, todo depende mucho de uno mismo.

Aquí hay consejos para que los docentes se motiven en sus trabajos, y 8 acciones que debe hacer un docente para recobrar la motivación y hacer de su trabajo lo que siempre buscaron:

1. Divide los proyectos en pequeñas tareas, es decir, dividir un proyecto en varios más pequeños. La realización será más asequible.

2. Cuando te encuentres abrumado por el trabajo y no sabes por dónde empezar, lo más recomendable es hacerlo por aquellas tareas más simples, sencillas y que se pueden ejecutar en poco tiempo.

3. En cualquier trabajo es fundamental establecer una serie de plazos para la realización de determinadas tareas. Intenta que esta fecha de finalización esté por escrito y sea compartida por varias personas. Esto hará que seas más consciente de la entrega en el plazo elegido.

4. Es muy importante que en momentos de desánimo, desmotivación o desaliento seas consciente de ello. Pero una vez te hayas dado cuenta, también es fundamental que te premies a ti mismo por tu trabajo.

5. En muchas ocasiones tú mismo te pones un nivel de exigencia tan alto que hagas lo que hagas siempre tendrás la sensación de que no es suficiente. Esto puede causarte una gran desmotivación porque no percibes de forma consciente aquello que haces. De ahí que sea tan importante que lleves un registro de todo aquello que realices desde el punto de vista productivo.

6. En ocasiones es fundamental romper con la rutina, con los clichés para dar lugar a nuevos procesos mentales que te permitan ver de otra forma, de otra perspectiva tu trabajo.

7. La diversión es un remedio tremendamente eficaz para cargar las pilas, para tener más energía, porque cuando te diviertes pones la pasión que te falta en tu trabajo en otra actividad. Y cuando ves que tienes energía y pasión para divertirte, es mucho más fácil percibir que puedes canalizar otra vez dicha energía en tu trabajo. La diversión te permite desconectar para volver a conectar en tu trabajo y con la mejor predisposición.

8. Desconectar. Hay muchas formas de desconectarse, unas requieren más tiempo que otras, pero lo importante es que dicha desconexión te aleje de tu trabajo.