Desafíos de la educación superior en Europa y Norteamérica

Comparte
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Tendencias de la educación superior

Así como las universidades han ido incrementado su participación como actores clave en temas sociales, también han estado enfrentando nuevos desafíos para responder apropiadamente a lo que la sociedad demanda de estas instituciones de educación superior.

Estos desafíos de la educación superior están evolucionando de acuerdo con tendencias políticas, económicas, tecnológicas y sociales, de tal manera que las universidades debieran estar muy al tanto de lo que está ocurriendo en sus ambientes locales, así como a nivel global, para tener una clara visión sobre dónde dirigir su planificación estratégica.

Es por ello que muchas organizaciones públicas y privadas, académicos, expertos y consultores han estado analizando y pronosticando los nuevos caminos que está tomando la educación y los constantes desafíos que las universidades tienen que enfrentar.

En esta ocasión, queremos revisar los principales desafíos actuales en la educación superior.

Seguridad en el campus

Según Inside Higher Ed, hay varios temas de seguridad que preocupan a las universidades a nivel internacional y que deben ser gestionados para reducir y eliminar las brechas de seguridad en los campus, como por ejemplo:

  • Agresiones sexuales
  • Violencia de género
  • Armas de fuego en los campus

A nivel administrativo, The Huffington Post destaca la ciberseguridad con un importante desafío.

Asegurar la calidad

Puede que esto suene muy obvio, pero la verdad es que, según The Huffington Post, las regulaciones federales en los Estados Unidos se están volviendo más estrictas y por ello es que el concepto de ‘calidad’ “será un tema de mucho debate”.

Cumplir con las expectativas de los estudiantes

Times Higher Education destaca este tema como un desafío clave para las universidades británicas. Una preocupación que es compartida por muchos otros países donde los estudiantes están demandando más servicios de sus instituciones de educación superior.

“El incremento de las mensualidades ha dirigido el foco de atención hacia el estudiante y sus expectativas, de una forma nunca antes vista en la educación superior del Reino Unido – dice Times Higher Education, citando un estudio de Deloitte. Los estudiantes actualmente están pagando más por sus estudios y esperan un retorno más lucrativo a su inversión, ya sea a través de la calidad académica, empleabilidad o facilidades para ellos”.

Como respuesta a este asunto, Times Higher Education propone que “las estrategias universitarias deben ser más flexibles para atraer de mejor manera a los estudiantes, en un mercado altamente competitivo, midiendo su posición y mapeando los segmentos de consumidores más importantes para las instituciones. Además, éstas necesitarán tomar decisiones difíciles sobre cómo identificar esos mercados y tener procesos para optimizar esas rutas, así como para asegurar que tienen la experiencia e innovación necesaria, mientras trabajan en la superación del conservadurismo cultural”.

Financiamiento, aportes e investigación

“Con las expectativas de los estudiantes en aumento y la intensa competencia, y los jóvenes asumiendo grandes cargas financieras para poder estudiar, las instituciones necesitan invertir en infraestructura, enseñanza y apoyo académico para atraer a los estudiantes. Los costos administrativos, de enseñanza y aprendizaje aumentan rápidamente”, sostiene Times Higher Education.

“Este sector – agrega – debe construir sobre su propio éxito y aplicar transformaciones para poder compensar completa-mente el riesgo de un fracaso financiero. Cada institución tiene su propio mix de objetivos y su propia estructura de costos, y cada uno necesitará reformular su modelo de operaciones para dirigir de mejor manera sus gastos, atraer ganancias y reducir costos”.

Además, Times Higher Education cita un reporte de Deloitte que sostiene que la investigación debiera ser otra preocupación financiera para que sea completamente sostenible. “Desde 2011 acceder a aportes para la investigación se ha vuelto más difícil – dice el reporte. Ya no están disponibles las grandes becas, ahora los fondos se han distribuido en unidades más pequeñas, y se han abierto a una competencia más intensa. Así como los flujos de ingresos de las universidades ya no provienen principalmente de los gobiernos, los planteles deberían aprender a conseguir recursos fuera de la fuente gubernamental, trabajando con nuevos socios y organizaciones para diversificar el dinero que usan para la investigación”.

El modelo online

Según la consultora inglesa para la educación superior JISC, la educación online es un modelo de enseñanza que “está retomando su crecimiento en la medida que aquellas personas que trabajan quieren volver a estudiar para tener mejores credenciales. Aun cuando no han vuelto a los niveles de dos dígitos, impulsados por las escuelas de marketing, es esperable un crecimiento en torno al 6% u 8%, mientras retrocede el estigma de la educación online”.

Por otro lado, JISC sostiene que surgirán nuevos modelos de enseñanza en 2016. “Como el fenómeno de los ‘boot camp’ (campos de entrenamiento), muchos de estos nuevos modelos vendrán desde fuera de la academia. Las editoriales pronto comenzarán a ofrecer paquetes de contenidos online y fuentes basadas en exámenes por créditos, que permitirán un aprendizaje y una medición fuera de la sala de clases. La evaluación directa, la educación basada en competencias (CBE) y los créditos por aprendizaje previo (PLA) están ganando respetabilidad y aceptación, especialmente en los estudiantes adultos”.

Considerando que estos son temas globales ¿Ha podido identificar otros desafíos en su ambiente local de educación superior? ¿Estos desafíos globales logran reflejar la realidad local de su institución? Lo invitamos a compartir su opinión.

 

Suscríbete al Blog de tecnología para la educaciónLos últimos consejos y tendencias para la educación