La experiencia u-improve y u-learning de la Escuela de Ingeniería UC

Isabel S. Acreditación
Compartir en

La Pontificia Universidad Católica de Chile es una de las universidades más importantes en Latinoamérica y un punto de referencia a nivel mundial, al figurar en la posición 132 del último ranking QS (2019), donde solo figuran diez universidades latinoamericanas antes del lugar 200. La UC ha permanecido en ese escalafón desde hace cinco años, lo que demuestra su solidez al trabajar con altos estándares de enseñanza.

Su Escuela de Ingeniería, con 125 años de historia, alberga a más 5,500 estudiantes de programas de Pregrado, Postítulo, Magister y Doctorado, siempre a la vanguardia en los desafíos que plantea la Educación Superior.

Conoce cómo el trabajo en conjunto con u-planner, permitió que la Escuela de Ingeniería UC lograra una acreditación internacional.

Desafíos de la Escuela Ingeniería PUC

Si bien la entrega de conocimientos fue una de las necesidades primordiales de la Educación Superior por años, en la actualidad existe un creciente reconocimiento de los profesionales que poseen un amplio conjunto de habilidades personales e interpersonales. Se trata del modelo por competencias, una nueva forma de plantear los objetivos formativos de los estudiantes, al que los planteles educativos están adaptándose.

La Escuela de Ingeniería de la UC aceptó el desafío de preparar a sus estudiantes para que tengan competencias profesionales que hagan la diferencia en el mundo del empleo y que además entreguen un valor agregado, como la capacidad de trabajo en equipo y la comunicación efectiva.

Mar Pérez, Head of the Innovation in Engineering Education de la Escuela de Ingeniería, comenta que antes de trabajar con las aplicaciones de u-planner “hacíamos toda nuestra gestión de modo manual. Al inicio del curso hacíamos talleres con los profesores, donde completaban en papel la matriz de competencias, para que luego nosotros pasáramos ese registro en Excel”.

Con un claro foco en la innovación y entendiendo el aporte que pueden hacer las tecnologías para la eficiencia de los procesos, Mar y su equipo no dudaron en implementar las herramientas de u-planner, para transformar esos tediosos procesos del pasado en información relevante para su gestión, y así acercarse a su objetivo primordial; postular a la acreditación ABET.

¿De qué se trata la Acreditación ABET?

ABET es una agencia de acreditación no gubernamental y sin fines de lucro, reconocida por el Consejo de Acreditación de Educación Superior de los Estados Unidos, que se especializa en programas de ciencias aplicadas y ciencias naturales, informática e ingeniería.

La acreditación ABET es voluntaria. Hasta la fecha más de 3,800 programas en más de 775 institución de Educación Superior alrededor del mundo la han recibido, con el fin de garantizar que sus respectivos programas cumplen con los estándares de calidad de la profesión para la cual se prepara a los graduados. Aproximadamente 85,000 estudiantes se gradúan de programas acreditados por ABET cada año, y millones de graduados han recibido títulos de programas acreditados por ABET desde 1932.

“Como Escuela de Ingeniería, siempre tratamos de estar a la delantera en torno a la formación en Educación Superior, y uno de los principales desafíos que hemos tenido como Escuela es acreditarnos con ABET”, comenta Mar Pérez.

Una de las exigencias de esta acreditación, para evaluar a la institución de Educación Superior postulante, es la medición constante de los resultados de aprendizaje que adquieren los estudiantes durante el proceso formativo. Lo que significaba dos importantes necesidades para la Escuela de Ingeniería:

  1. Recolección continua de datos.
  2. Convertir los datos en información que sirva para justificar y evidenciar los resultados esperados para los alumnos.

Soluciones de mejora continua

La Escuela de Ingeniería necesitaba las herramientas de mejora continua de u-planner para hacer el seguimiento de competencias, tomar decisiones más informadas sobre cómo estructurar sus programas en los distintos niveles (Macro, Meso y Micro curricular) a modo de dar respuestas coherentes y armonizadas a ABET.

“Buscábamos demostrar la calidad de nuestros programas a nivel internacional y cómo esa calidad conllevaba una mejor preparación de nuestros estudiantes”, comenta Isabel Hilliger, Associate Director of Assessment and Evaluation de la Escuela de Ingeniería.

Los desafíos del proceso de acreditación:

·ABET exige una gran cantidad de evidencia del desempeño de los estudiantes en los cursos, los programas u otros aspectos.

  • La documentación era muy costosa.
  • No había un solo lugar donde pudiesen ver reflejada la descripción de cada uno de los cursos, menos contaban con una visualización de cómo se desarrollaban los resultados esperados para los alumnos.

“Fue así como llegamos a la herramienta u-improve y luego a la herramienta u-learning que le agregó valor al incluir reportería respecto al desempeño de los estudiantes con foco en el logro de competencias”, agrega Isabel.

Funcionalidades destacadas de las soluciones u-planner

Isabel Hilliger destaca las funcionalidades que facilitaron las tareas relativas al monitoreo de los currículums para calidad y para acreditaciones internacionales.

En u-improve:

Hacer un repositorio de información, para adjuntar documentos, unificar y declarar la información de los cursos con foco en logros de competencias.

En u-learning:

Otorga reportería a partir de las notas de los estudiantes en instancias de evaluación que están vinculadas con competencias de egreso. Lo que significa, por un lado, evidencia para acreditación, y por otro, pruebas que permiten debatir con los docentes respecto al rendimiento de sus estudiantes.

Beneficios de las  soluciones u-planner

Las herramientas u-improve y u-learning facilitaron la gestión de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Católica.

  1. Ofrece un repositorio para guardar evidencias del desempeño de los estudiantes en distintas instancias de evaluación.
  2. Unifica criterios para la construcción de los programas del curso.
  3. Disminuye la carga de trabajo para el personal que recoleta la evidencia para el proceso de acreditación.
  4. Mejora la aceptación de profesores y estudiantes de este tipo de procesos. Cambiando al foco de estandarizar y lograr cierta mejora al ámbito curricular y docente.

Buenos resultados

Las representantes de la Escuela de Ingeniería de la UC, Mar Pérez e Isabel Hilliger, quedaron muy conformes con la experiencia que vivieron con el equipo de u-planner. Isabel comenta que “u-planner realiza una asesoría cercana y trabaja colaborativamente con las instituciones de Educación Superior, aprendiendo de ellas para la mejora de sus herramientas, pero también aportando con soluciones que no han sido resueltas, desde un equipo que tiene más familiaridad con lo que está pasando a nivel de instituciones”.

A su vez, Mar agrega que “en u-planner son muy abiertos, pudimos hablar claramente y compartir nuestras necesidades. Es una empresa muy preparada y necesaria para las universidades hoy en día. Sobre todo, porque están dispuestos a experimentar, que es algo que hasta ahora no está muy instalado en la Educación Superior, y es algo estrictamente necesario para nuestra sobrevivencia como instituciones. Yo recomendaría a u-planner porque me parece una empresa innovadora y capaz de adaptarse a las necesidades de las entidades de Educación Superior”.

Conclusión

La mejora continua de las herramientas de u-planner: u-improve y u-learning facilitó el trabajo de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Católica suministrando información clave y accesible para que los distintos actores de la comunidad universitaria pudieran monitorear la calidad de sus programas. Además de esto, la experiencia del equipo de u-planner ayudó no solo en la implementación de las herramientas sino en un proceso completo que concluyó con la acreditación exitosa ante ABET.

Descarga tu ebook "Cómo elegir una solución tecnológica para la gestión de Educación Superior"