Qué motiva la deserción estudiantil en México

Isabel S. Retención
Compartir en

Qué motiva la deserción estudiantil en México

Este mes nos encontramos hablando de distintas facetas de la retención y deserción en la educación superior. Aunque existen factores comunes a todo tipo de instituciones, muchos países presentan particularidades. La educación superior en México, presenta importantes desafíos en torno a la motivación de los alumnos, lo que disminuye la retención estudiantil. 

En términos específicos, las universidades e institutos de América Latina deben recibir estudiantes con serios déficit de sus colegios de origen y lidiar con ellos de manera personalizada para poder acompañarlos en el desarrollo de su carrera. Pero esto no siempre es fácil. Los gobiernos y universidades han estado siguiendo esta problemática desde las condiciones institucionales, académicas y pedagógicas de cada universidad, así como los aspectos culturales e individuales de los estudiantes.

Lucía Patiño Garzón y Angélica María Cardona Pérez, de la Universidad de Iagué en Colombia, señalan que la deserción en la educación superior es “un fenómeno global”, pero “los niveles de incidencia son proporcionales con el desarrollo del país. Los sistemas educativos de baja calidad potencian el nivel de vulnerabilidad de los estudiantes con deficiente desempeño académico desde la escuela, que en la universidad se concreta en la deserción.”

En una columna de opinión, el profesor e investigador Maximiliano Gracia critica la calidad educativa en México y destaca que el país comparte con Turquía el primer lugar en el abandono de universitarios de la OCDE.

“La deserción escolar no sólo impacta al joven que abandona la licenciatura o la ingeniería, también afecta a sus familias y en general a la economía del país. Si los jóvenes no terminan una carrera universitaria, es lógico que exista un menor número de profesionistas, lo anterior significa que estaremos menos preparados frente a países con un mayor número de profesionistas por número de habitantes”, señala el doctor en economía.

En síntesis,

  • - 25 por ciento de los jóvenes que cursan la universidad logran graduarse (OCDE)
  • - La deserción universitaria se ha ubicado entre 7.5% y 8.5% a escala nacional (SEP)
  • - 1 de cada 10 jóvenes deserta en el camino (SEP)
  • - Durante el primer año en que se produce la mayor cantidad de abandonos.

Motivación en la educación superior, un problema clave

El 10 por ciento de los alumnos de nuevo ingreso de las carreras profesionales desertan de los estudios o cambian de opción, tras darse cuenta que las alternativas que eligieron no cubren sus necesidades o expectativas” señala al períodico El Mundo de Córdoba la doctora en Educación Gabriela Cabrera López, de la dirección general en Atención y Orientación Educativa de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).  

Estos son los jóvenes “que terminan percatandose y haciéndose conscientes de que la carrera en la que están no es de su satisfacción", dice la orientadora.

Esto se incrementa a lo largo de las carreras. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señala que gran parte de la responsabilidad de la deserción la tiene el sistema universitario, pues “deja la carga de ese fracaso a los alumnos y sus familias.”

La motivación, de acuerdo a la Encuesta Nacional de la Juventud (ENJ) de 2010 es una las razones principales, por cuanto:

  • - 15% de los que entran a la universidad señalan que entraron a una universidad que no era de su preferencia, porque no tuvieron otra opción
  • - 37% señala que no están matriculados en la universidad de su elección
  • - 13% dice que los estudios estan debajo de sus expectativas.
  • - 16% dejaron sus estudios porque “se aburrían”

Por esto, la Dra. Cabrera señala que “el trabajo de los orientadores educativos de las escuelas es 'fundamental' en el desarrollo integral de los estudiantes, de ello puede depender la formación de personas responsables con la sociedad en sus acciones y al momento de elegir las profesiones con las que aportarán a la comunidad.”

Esto puede ser complejo. Académicos de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco hicieron un estudio cualitativo de carácter focal acerca de la eficiencia terminal de estudiantes de ingeniería química de esa casa de estudios. Entre otras cosas, concluyeron que:

  • - Los programas de tutorías no habían logrado en su totalidad acciones que contempla el reglamento, como la atención individual o grupal por medio de asesorías, cursos remediales, entre otros.
  • - Había falta de innovación en el proceso enseñanza aprendizaje por parte de los docente, limitando “la participación activa de los estudiantes, la apropiación de conceptos y desarrollo de habilidades y actitudes que permitan mejorar su desempeño."
  • - Las materias con mayores índices de reprobación y compromiso se acumula en los primeros ciclos del plan de estudio.

Con esto, se hace importante recalcar que una buena orientación y seguimiento a la motivación de los estudiantes es clave para detectar de manera temprana problemas que puedan aumentar la retención. 

U-Retention

De lidiar de manera oportuna con este tipo de factores, la gestión educativa se hará más eficaz.

¿Cómo observa tu institución la motivación de sus estudiantes? ¿Qué elementos te impiden hacer un seguimiento de este tipo de situaciones? Apreciamos tus comentarios y sugerencias.