Gestión de campus: ¿sigue tu universidad un plan maestro?

Isabel S. Planificación
Compartir en

 Software Gestión Académica para Universidades

Las áreas de planificación académica son diversas. Tenemos metas y tareas de corto plazo, con asignación de horarios y calendarización de un semestre. Al mismo tiempo, estamos inmersos en un panorama más amplio: la gestión del campus como un todo.

¿Cómo está nuestra planificación académica alineada con el plan maestro en nuestra institución de educación superior?

¿Qué es un plan maestro o master plan?

No hay una definición clara, y muchas instituciones de educación superior pueden darlo por sentado.

Para el Mount Royal University, el plan maestro de un campus universitario “articula una mirada compartida para la universidad, define una estrategia y una serie de principios que guían el desarrollo de la nueva infraestructura; cómo se despliegan los accesos y los servicios de apoyo; la integración de una red móvil; y la creación, mejoramiento u planificación de nuevos espacios abiertos”.

La Eastern Illinois University añade que una planificación maestra “ayuda a prevenir los errores que podrían resultar de una planificación fragmentada en base a proyectos individuales. Las decisiones de corto plazo a menudo le dan poca consideración a las ramificaciones de esas decisiones. El plan maestro de un campus puede ayudar a gestionar las necesidades de largo y mediano plazo.”

¿Qué tan aterrizado está el plan maestro de tu casa de estudios?

De acuerdo al estudio de Oxford Tendencias Internacionales de la Educación Superior, aunque los campus internacionales de las mejores universidades del mundo se están expandiendo a distintos países, algunas universidades se han visto obligadas a cerrar sus sedes por falta de apoyo de terceros; entre otros factores, por la importante caída de la matrícula.

En mayo de 2016, Times Higher Education reportó que la London Metropolitan University comenzaría el despido de casi 400 funcionarios (14% del total de la universidad) para concentrar sus actividades en un solo edificio.

En una entrevista con esa revista John Raftery, vicecanciller de la universidad, consideró la reestructuración como “necesaria” para enfrentar lo que esa publicación considera como la “inmanejable estructura que tenían las múltiples dependencias“ de esa casa de estudios.

“Si fueras a inventar London Met mañana, no se vería así,” dijo Raftery.

Esto no se debe solamente a la importante baja de la matrícula en Londres, sino a una falla en la planificación académica. En 2014, la misma Times Higher Education había señalado que la universidad estaba gastando más de un millón de libras esterlinas al año (US$1.3 millón) “para arrendar y pagar las cuentas de un edificio sin utilizarse.”

Ya en 2006, las universidades latinoamericanas están preocupados de estas tendencias. Los gestores de infraestructura en la educación superior en México, en conjunto con otros países de la región, se reunieron en Zacatecas para estudiar de manera intensiva las tendencias de la planificación, diseño y administración de la infraestructura educativa, en conjunto con la Organización para la Cooperación y desarrollo Económico (OCDE).

En el cierre, Francisco Marmolejo, de la universidad de Arizona, señaló:

“No hay duda alguna que, enfrentados a los cambios en las necesidades y medios de gestión de la educación, los planificadores y administradores debieran reconsiderar el modo en que se diseñan, planifican y gestionan las dependencias de las instituciones de la educación superior.”

¿Estamos considerando bien la planificación de nuestro campus?

De acuerdo a la Association of Higher Education Facilities Officers (APPA), estos son los diez principales problemas con la infraestructura para la educación superior. 

  1. Escasez y disponibilidad de los recursos.
  2. Medición del desempeño y rendición de cuentas.
  3. Servicio al cliente. 
  4. Tecnologías de la información.
  5. Desarrollo de laboratorios y salas de clases del futuro.
  6. Reinversión en dependencias y costo total de la propiedad.
  7. Fuerza de trabajo.
  8. Sostenibilidad.
  9. Gestión de recursos energéticos.
  10. Seguridad continuidad del negocio.

Una de las preguntas comunes para administrar los recursos de un campus es: ¿estamos bien con lo que tenemos o debemos planificar más edificios? Para la Ph.D. Alexandra den Heijer, de la Delft University of Technology de Holanda, la toma de decisiones en este escenario es complejo, pues combina perspectivas estratégicas, financieras, funcionales y físicas.

trends_campus_management_es_1.png

Fuente: den Heijer, 2012.

Al mismo tiempo, la planificación académica ha simulado modelos futuros y, con el uso de la literatura comparada, ha estudiado qué tipo de funciones debería cumplir o con qué vincular un campus universitario.

  trends_campus_management_es_2.png

Fuente: den Heijer, 2012.

Infraestructura alternativa para el Plan Maestro

En un artículo del Times Higher Education, se analizaron varias de las principales tendencias en el diseño del campus. Tres de estos involucra la reutilización de edificios y espacios disponibles:

  • Reutilización adaptativa

“¿Por qué demoler la estructura existente -como un edificio antiguo de la universidad, o un edificio abandonado en una ubicación adecuada, cuando puede ser renovada y nuevamente puesta en funcionamiento?”

  • Usos compartidos

“El carácter que tiene la vida universitaria implica que, aunque hay decenas de miles de estudiantes que llenan los campus por nueve meses al año, las universidades pueden ser lugares bastante tranquilos los tres meses que le siguen, con auditorios sin uso por semanas. Una manera de aprovechar el poco uso de estos edificios es compartirlos con otras instituciones. Esto puede ayudar a ahorrar dinero y reducir la huella de carbono de la universidad”.

  • Espacios de aprendizaje informales y flexibles

“El impacto de las nuevas tecnologías en la pedagogía también influye en el diseño de los edificios” señala el artículo.  

Un cambio radical del modelo de enseñanza en la sala de clases es el de las aulas invertidas (flipped classrooms) donde “se cambia esa mirada que tiene a los estudiantes recibiendo conocimientos en masa en las grandes salas de conferencia. Los estudiantes revisan el material fuera de la sala de clases, con una cátedra vía audio o video, lo que abre espacios para que los profesores se centren en clases pequeñas, por ejemplo”.

¿Cómo se vincula la gestión del campus de tu universidad con su plan maestro?