Tecnologías para la educación: oportunidades y desafíos del streaming

Comparte
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Aunque el uso del video no es algo nuevo para las universidades, la transmisión en vivo de ciertos contenidos entrega beneficios tanto para la experiencia de aprendizaje, la gestión de los campus e incluso en las estrategias de matrícula.

La prestigiosa consultora británica QS Digital Solutions predice las principales tendencias en tecnologías de la información para las estrategias de marketing educativo. Este año 2017 una de ellas será la evolución del video en vivo, más conocido como streaming. Por ejemplo, Facebook se ha actualizado para dar mayor relevancia al video en su plataforma.

“El streaming ya lleva bastante tiempo. Pero con la fuerza de la mayor red social del mundo detrás de ella, el 2017 podría ser el año de su despegue.”

¿Qué pasaría con el streaming en la educación superior? 

Imagínese: administra un campus universitario de 8.000 estudiantes. Se anuncia la entrega de un doctorado honoris causa a un reconocido académico, que conversará sobre el futuro de la economía.

La capacidad de su auditorio es de solo 200 personas. Sin embargo, el departamento de economía solicita a 1.000 estudiantes de pregrado que asistan la conferencia y preparen un ensayo.

No hay problema. Estos eventos especiales son transmitidos en vivo. Es más, 15.000 personas revisan luego la charla en el canal de YouTube de la universidad.

Streaming en la educación superior

Una de las mejores universidades del mundo en términos de streaming es la Universidad de California en Berkeley, con un verdadero portal en línea, tanto con cátedras como conferencias de expertos.

Times Higher Education ejemplifica cómo se facilita esto con las redes sociales, con herramientas como Periscope y Twitter. Comenta el caso de un profesor de antropología en la University College de Londres (UCL), que atrajo 2.700 visitas en una videoconferencia accesible para teléfonos móviles.

El status de la programación en vivo

Wowza Media Systems hizo un benchmarking del streaming en el campus universitario, recogiendo la experiencia de 350 casas de estudio alrededor del mundo. Concluyeron que el streaming es una prioridad cada vez más frecuente para la educación superior.

Incluso, las transmisiones de contenidos en vivo trascienden la sala de clases, cada vez que la tecnología se vuelve más pequeña.

La mayoría de las escuelas consultadas tienen videos, redes y especialistas en tecnologías de la información, en tanto el streaming forma parte de su vida diaria.

En téminos de la frecuencia, 2 de cada 3 universidades realizan transmisiones en vivo semanal o diariamente. tecnologías educación streaming

El tipo de transmisiones varían. La mayoría de las instituciones utilizan el streaming para difundir conferencias, conciertos y eventos, seguido por las ceremonias de graduación.

tecnologías educación streaming

¿Cómo cambiará el streaming la educación superior?

El portal eLearning Industry opina que, con la transmisión en vivo, “los estudiantes pueden ver cómo resuelven en tiempo real cierto tipo de problemas, los mayores expertos en sus respectivas materias.”

Esto:

  • Reduce los costos para el estudiante y la casa de estudios.
  • Promueve la interacción y la colaboración fuera de la sala de clases.
  • Permite entregar una diversa gama de contenidos en el currículo.
  • Aprovecha al máximo el uso de los dispositivos móviles.

Beneficios pedagógicos del streaming

La transmisión en vivo tiene varios beneficios para la enseñanza en la sala de clases, y fuera de ella. 

Profesores de la Universidad de Colorado, en Colorado Springs, evaluaron los beneficios de las clases en video a estudiantes de matemáticas. Concluyeron que la presencia de estas cátedras entregaba un valor significativo al proceso de aprendizaje “con mejoras notables para el desempeño y la experiencia promedio en la sala de clases”.

Asimismo, un grupo de investigadores del Swinburne University of Technology y Deakin University revisaron cómo se usaban estas herramientas en línea. Concluyeron que el streaming en programas en formato b-learning permitía “comprometer a estudiantes tanto dentro como fuera del campus en tiempo real, y mejoraba la experiencia fuera de la sala, al sincronizar actividades”.

Sin embargo, admitieron que había desafíos en la integración y administración de estas plataformas dentro de los cursos.

Análisis de métricas de desempeño

Una preocupación con el uso del video, tanto para educadores como administradores es que no solo necesitan transmitir una clase o una actividad, sino recibir feedback del número de visitas o el tipo de preferencias de la comunidad académica.

Un ejemplo de cómo esto cambia las industrias es Netflix. Fortune explica cómo el uso del análisis de datos permitió que el gigante del streaming preparara una parrilla programática de películas y programas de televisión segmentados a las preferencias de los usuarios.

Con ello, eLearning Industry explica que el streaming puede mejorar la manera en la que las universidades reúnen datos de desempeño. “Con esto los administradores serán capaces de crear y testar nuevas metodologías para el estudiante del siglo 21, que no aprende con los métodos de aprendizaje tradicionales”.

Las plataformas de streaming pueden incluir herramientas que permitan que tanto los profesores como los administradores académicos detecten preferencias y demandas de los estudiantes. Con ello, pueden personalizar la experiencia de aprendizaje.

Proceso de reclutamiento y estrategias de marketing de las universidades

Así como la Inteligencia Artificial está ayudando a que los prospectos se sumerjan en la experiencia universitaria antes de su matrícula, el uso del streaming permite que los postulantes y ex alumnos se familiaricen con las novedades de la casa de estudios.

QS Digital Solutions explica cómo la transisión en vivo permite promover esta verdadera experiencia estudiantil, con visitas virtuales al campus, y un acceso gratuito a cátedras y conferencias.

“Para instituciones menos conocidas y más jóvenes, sin la reputación que han construido sus contrapartes más antiguas, esto les ofrece una manera de competir. También es excelente para los estudiantes internacionales preocupados de cómo los métodos de enseñanza y de vida universitaria podría ser distinta de sus países de origen”.

QS añade que una de las claves para el éxito del streaming es tanto lo accesible como lo impredecible que es. “No es un montaje ni una publicidad: es una experiencia genuina”.

Los desafíos que se vienen

Para desarrollar mejor estas tecnologías para la educación, las universidades no solo necesitan invertir en equipos. Deben capacitar a los profesores y administradores para integrarlos mejor al plan de estudios.

Un reporte de Wainhouse Research muestra, entre los factores críticos para el éxito del streaming, que la institución comprenda y aplique los principios de la multimedia a la pedagogía. Además, que entregue una buena formación previa al estudiante e invierta en el desarrollo de los profesionales de la educación. Sobre todo, es importante que reciba apoyo de las autoridades de la institución.

Por otro lado, hay barreras importantes. Hay potenciales problemas de actitud o de habilidad de algunos profesores respecto a la tecnología. Además, puede que preparar una clase via streaming tome más tiempo.

¿Utiliza tu universidad un sistema de streaming para clases o eventos? ¿De qué tipo?

 

Planification Academica - Un juego de simulacion