Transformación digital 2019: Avances y desafíos

Juan Pablo Mena Tendencias
Compartir en

La transformación digital es un proceso que avanza a pasos agigantados, según el Foro Económico Mundial para 2022 las máquinas realizaran el 42% de las horas de trabajo, en comparación con el 29% actual. Y aunque 75 millones de empleos serán desplazados se crearán 133 millones de nuevos roles, algo para lo que la Educación Superior debe estar preparada.

Las mallas curriculares de las IES deben estar a la vanguardia de estos cambios, con una planificación estratégica integral que cumpla con las demandas que la sociedad y lo que los nuevos estudiantes requerirán. La tecnología contribuirá a que la innovación sea una constante. Pero, ¿con qué escenario las universidades reciben este cambio? y ¿cuáles son las principales tecnologías disponibles?

A continuación, te contamos cuáles son los desafíos y avances para la transformación de la Educación Superior este 2019.

Tres grandes desafíos de la Educación Superior

Financiamiento

El panorama del financiamiento de la educación superior está cambiando; más matrículas, más deserción, y menos fondos estatales para el financiamiento.  Como resultado de este impacto las universidades en Estados Unidos han reaccionado con la búsqueda de fondos privados.

Las donaciones van al alza, Education Dive indica que el año pasado la Universidad de Michigan completó una campaña récord de recaudación de fondos con US$ 5 mil millones, al igual que la Universidad de Washington, seguida por la Universidad de Carolina del Norte con US$ 4,25 mil millones, por su parte, la Universidad de Florida apunta a US$ 3 mil millones.

En Chile la situación es variable, la mitad de todos los recursos registrados a través de la ley de donaciones  fueron adjudicados a dos universidades, Universidad de los Andes y Pontificia Universidad Católica de Chile.

Evaluación de calidad

¿Cómo demostrar que los profesionales formados en la institución están listos para las necesidades del mercado? Las IES adoptan nuevas medidas para que su formación no se vuelva obsoleta, ofreciendo diplomas a corto plazo dentro de la carrera, o haciendo alianzas directamente con la industria para generar currículos específicos con esa retroalimentación. Un buen assessment permitirá comprobar, en cualquiera de los dos casos,  el logro de las competencias que los estudiantes necesitan.

Por otro lado, la internacionalización de la Educación Superior exige altos estándares para los planteles, los que acuden a agencias acreditadoras para certificar su calidad. Un ejemplo de esto es ABET, aproximadamente 85,000 estudiantes se gradúan de programas acreditados por esta institución cada año, y millones de graduados han recibido títulos de programas acreditados por ABET desde 1932.

Uso de datos

Aunque aún es emergente, las universidades están trabajando por una cultura institucional para el correcto uso de sus datos, que les permita emplear herramientas para el análisis para cada vez más diversos.

La dificultad de esta tarea radica en el personal que se está encargando de esta tarea. Un estudio realizado en 2018 revela que debido a los múltiples stakeholders interesados en los resultados de los estudiantes  se hace fundamental un gobierno de datos. 

Ya sea en Latinoamérica o en Estados Unidos los problemas de la Educación Superior siguen siendo los mismos. Los contextos son similares, la ventaja que tienen en Estados Unidos es que tienen sistemas transaccionales para registrar toda la información más robustos y eso permite que, en nuestro caso, u-planner tenga tiempos de implementación mucho más bajos. Eso nos pasa en menos medida con algunos clientes en Latinoamérica.

Las exigencias de la comunidad educativa, como de la sociedad y las nuevas tendencias influyen directamente en las prioridades de las universidades. EDUCAUSE considera que las más destacadas son las siguientes:

 
  1. Creciente complejidad de las amenazas de seguridad.

  2. Enfoque del éxito del estudiante / imperativos.

  3. Toma de decisiones basada en datos.

  4. Creciente complejidad de la tecnología, la arquitectura y los datos.

  5. Aportaciones de TI a la excelencia operativa institucional.

 

Desde qué punto las IES pueden marcar la diferencia

 

El mercado de la Educación Superior se ha vuelto cada vez más exigente, y encontrar a los mejores talentos para lograr el alto desempeño es un desafío cada vez mayor. Educations realizó un estudio que revela cuál es la principal información que privilegia un estudiante al momento de elegir dónde estudiar.

 

Los factores son diversos:  información detallada del programa, las oportunidades de becas, el plan de estudios y los requisitos de admisión.

Prioridades estudiantes

 

Pero, ¿cómo abordar estos factores? La integración de tecnología en los procesos de mejora continua, de seguimiento del éxito estudiantil, o de planificación estratégica están transformando la forma en cómo se toman decisiones.

La tecnología que permite entender el comportamiento del estudiante al interior del aula digitalmente, en la universidad y en sus sistemas permitirá obtener tanta información mejorará la experiencia de forma significativa en poco tiempo. Ya cada vez va a ser más difícil que las instituciones tomen decisiones sin evidencia en análisis de datos.

A través de la solución Planning, por ejemplo, el Instituto San Ignacio de Loyola obtuvo en dos meses un 8% de optimización de sus aulas, 6% más de tamaño de grupo y un 12% más de alumnos por matrícula. Otro ejemplo de mejora continua fue el que vivió la Facultad de Ingeniería de la Pontificia Universidad Católica de Chile, que gracias a la solución Assessment, consiguió la acreditación ABET.

Tecnologías estratégicas

 Para llegar a buenos resultados las IES necesitan evaluar cuál es la solución adecuada para los desafíos que requieren enfrentar. EDUCAUSE hizo un ranking de las tecnologías estratégicas más usadas, aquí te mostramos las que consideramos más relevantes de ese raking:

 

Usos de las API:


Una API sirve para que varias aplicaciones se comuniquen entre ellas, esto permite que los distintos sistemas con lo que cuentan las instituciones de Educación Superior puedan integrarse rápidamente, o se puedan generar nuevas aplicaciones utilizando APIs de distintos sistemas.

 

Aulas de aprendizaje activo:

Son entornos de aprendizaje diseñados con tecnología y enfoque pedagógico. Para estos se suelen utilizar móviles, pantallas, proyectores o cualquier herramienta que apoye el aprendizaje.

 

Centro de datos mixto (en las instalaciones y basado en la nube):

Es un efecto de la transición de las IES a trabajar en la nube, mientras se realiza este cambio continúan teniendo un centro de datos local, lo que requiere de una estrategia que abarque ambos entornos.

 

Recursos educativos abiertos:

Los recursos educativos abiertos (REA) son documentos y medios de acceso libre y con licencia abierta que pueden ser útiles para la enseñanza, el aprendizaje, la evaluación y la investigación.

 

Tecnologías de accesibilidad:

La tecnología disponible para usuarios con distintos tipos de discapacidad.

 

Tecnologías para mejorar el análisis de los datos de los estudiantes:

Estas tecnologías permiten encontrar tendencias en el comportamiento de los estudiantes, distintos factores que incidir en su compromiso con la institución, afectar en su graduación oportuna o, más aún en su deserción.

 

Análisis predictivo para el éxito de los estudiantes (nivel institucional):

Soluciones integrales como Student Success de u-planner cuenta con algoritmos que se entrenan con los datos de la institución para detectar los principales factores de riesgo de abandono de los estudiantes. Este tipo de aplicaciones permite contar con una alerta temprana y seguir un seguimiento para lograr el éxito de los estudiantes.

 

 Un algoritmo define la experiencia del estudiante, lo cual es muy potente. Se requiere una seguidilla de decisiones estratégicas, basadas en datos, para poder armar una experiencia que lleve al estudiante, no solo al éxito estudiantil, sino a convertirse en un líder. Las soluciones de u-planner sirven para tomar decisiones micro, pero que impactan a millones.

Conclusión

Se puede comenzar a transformar la educación superior desde distintas aristas, aquí revisamos los desafíos para las IES y cuáles son las prioridades de los estudiantes al momento de elegir un plantel, y más aún, las tecnologías que se están priorizando para abordar el universo que significa la educación superior.

Aunque aún no signifique una revolución este es un fenómeno que terminará por cambiar por completo la experiencia de los estudiantes, tanto desde su aprendizaje, como en la forma de vivir la experiencia en el campus.

Student Success